martes, 28 de julio de 2009

Flor por unas horas


«pero no se puede ser todo flor»
Dulce Mª Loynaz


Pero no puedo ser flor por entero
ni llenar con mi aroma cada instante,
no puedo ser apéndice fragante
ni adorno en un altar, aunque lo quiero.

Pero no puedo estar en el sendero
para alegrar la vista al caminante,
ni esperar que una mano me transplante
al ínfimo rincón de un macetero.

Sólo puedo ser flor por unas horas,
mientras dure el buen tiempo, la bonanza,
mientras me quede aliento para el verso.

Sólo una flor de formas incoloras,
sólo un canto de vida y esperanza
en un mundo frenético y adverso.

© Juan Ballester

2 comentarios:

Tuti dijo...

Un fuerte abrazo por el gusto de hallar en este justo instante el aroma de un logrado soneto en el esplendor de sus colores.

Anna Francisca

juan ballester dijo...

Gracias por asomarte a mi blog y gracias por tu comentario. Me alegro de que el poema haya resultado de tu agrado.
Un saludo.

Juan Ballester