sábado, 26 de septiembre de 2009

Por la mañana

Me pregunto si acaso
es una buena hora para hacerte un poema.

No sé, por la mañana
parece que los versos andan como dormidos,
holgazanes, ociosos,
que les cuesta decirte lo que siento por ti,
que les falta ese punto de un café bien cargado,
que se empeñan en verte como un barco lejano.

Me pregunto si puedo
escribir algún verso que te acerque de pronto,
que precipite el tiempo, que acorte las distancias,
que de mi mano viaje hasta la tuya.

No sé si es buena hora
pero sé que en el aire ya se escucha tu nombre,
ya se huele tu aliento, ya se observan tus ojos,
que este viernes cansado de este oscuro noviembre
me deja la esperanza de regalarte un beso.

Me pregunto por qué
en todos los relojes se ha posado
la mariposa frágil de tus muslos.

© Juan Ballester

Si quieres escucharlo recitado en mi voz, pincha aqui:

http://www.goear.com/listen/fe9409d/Por-la-mañana-juan-ballester

1 comentario:

Rosie M. dijo...

La verdad es que me gustó mucho este poema. Además, me gusta el nombre del blog. Un gusto conocerte a través de lo que escribes.