sábado, 31 de diciembre de 2011

Nochevieja

Otro año que se marcha, otro más que se aleja
en la noche más tonta que llaman Nochevieja.
Cena, etiqueta, juerga, uvas, brindis, champán,
o si se quiere, cava -dicho a lo catalán-.
Confetti, matasuegras, borracheras, excesos,
todos muy amorosos repartiéndonos besos.
Fiestas hasta las tantas, a estrenar tangas rojos,
monumentales rubias que alegran nuestros ojos,
o morenas, ya puestos, que también hay de bote,
el caso es aburrirse sin que nadie lo note.
Nochevieja, mal nombre…. si acaso Noche Tonta,
y el alcohol de garrafa va dejando su impronta
y mucha barra libre, mas luego en los lavabos
esa barra nos duele más que a Cristo los clavos.
Y encima a los pardillos que han cogido su coche
les pillan tres controles de alcohol en esa noche.
Y entre puntos y multas, empiezan bien el año
y dan gracias encima, que no causaron daño.
Nochevieja… se pudre como una flor de un día,
y se pasan las horas, mas no la algarabía,
que los hay tan pesados que apuran hasta el alba
aunque el frío o la lluvia les entre hasta la calva.
Y luego, cuando el cuerpo dice por fin “Ya basta”,
toman un chocolate, costumbre bien nefasta
y de esa forma extraña rematan la faena,
para llegar a casa… pues hechos una pena.
Y aunque en el fondo todos piensan “Vaya una mierda”,
es lo que está de moda, que nadie se lo pierda.
Porque claro, si en cambio eres de casa y tele
y de jugar al trivial viendo a cualquier pelele,
corres grave peligro de enfermedad mental
con las majaderías de Fulano de Tal
o la canción infame de la vieja promesa
que treinta años más tarde a nadie ya interesa
o con el chiste rancio de un presunto gracioso
que más que gracia, hace ridículo espantoso.
Viva la Nochevieja, busques playa o montaña
que el mundo lo celebre... y eso, ¡que viva España.!

© Juan Ballester

3 comentarios:

Juji dijo...

B-u-e-n-í-s-i-m-o!!

María Plana Nova dijo...

"Chapeau", amigo Juan. Es genial.

Charo Reyes dijo...

Y, a pesar de todo, la noche pasa y nos deja un comienzo...
Feliz Año, poeta.