martes, 13 de noviembre de 2012

No me importa noviembre

No me importa que te llames noviembre.
No me importa que la lluvia, que el frío,
que las nubes se lleven tu nombre,
que tus días duren lo que dura un mal beso,
que tus noches recuerden al sueño postrero.

No me importa, noviembre,
aunque los calendarios se tiñan de penumbras,
aunque los bosques sufran su agonía,
y se desangren las ramas hoja a hoja,
aunque descargues tus treinta puñaladas sobre el alma,
aunque el dolor, aunque el llanto, aunque los hospitales
todos sepan que acechas detrás de cada esquina.

No me importa, noviembre,
aunque trataste un día de borrar mi memoria,
de dejarme sin huesos, de reducirme a polvo,
no me importa tu tacto venenoso,
tu voz que sabe a sapos y tu aliento fatal,
ni el agujero negro de tus tardes.

No me importas, noviembre,
porque allá en la distancia, siempre nos queda abril.

© Juan Ballester

2 comentarios:

Charo Reyes dijo...

Hacía ya un tiempo que no visitaba el blog. Mis felicitaciones por este poema. Me parece sencillamente precioso.

Rocio Biedma dijo...

Casi cuando ya me creía en el borde del precipicio....remontas el vuelo y acabas en positivo. Te llegas hasta abril, donde es nueva la luz y podemos renacer el tiempo.
Enhorabuena.