martes, 28 de mayo de 2013

Poema en pijama


Miro por la ventana. La luz está encendida.
Un reflejo, una sombra. Soy yo, no cabe duda.
Una calle, una casa, un árbol, una acera
y un silencio quebrado por el ruido de un coche.

Pienso, y a veces fumo. Doy vueltas, cabizbajo;
emborrono renglones, pongo cualquier bobada,
qué sé yo, que si el tiempo, que si el amor o el odio,
que si el verso no fluye, que si el sueño no viene.

Miro por la ventana. Allí estoy yo, perdido
entre espirales de humo, entre infames sonetos,
entre paredes blancas donde aparece un nombre,
entre vagos recuerdos de una voz y de un rostro.

Fumo, y a veces pienso. Una mujer, mi novia;
un sendero, su cuerpo; una luz, su mirada;
una herida, su ausencia; un fantasma, su imagen;
y así durante horas desconsolado y triste.

Miro por la ventana...

© Juan Ballester

1 comentario:

Rocio Biedma dijo...

La mezcla de lo real y lo imaginario, lo que ves o lo que piensas, lo que sientes y lo no recibes...todo.....en una simbiosis perfecta Juan. Como de costumbre, metes en tu habitación, en tu escritorio, en el papel, a quien te lee, con tu sencillez, tu originalidad y tu paz.
Gracias por deleitarme.