sábado, 21 de septiembre de 2013

Para ser feliz




Para ser feliz basta que hoy estés conmigo,
que estos desnudos muros retengan tu hermosura,
esa furia que engendras atada a tu cintura.
Para ser feliz basta seguir siendo tu amigo.

Para ser feliz sobra con verte tan cercana,
con pies de porcelana y sonrisa de hada
envuelta en el misterio, recostada en la almohada.
Para ser feliz sobra si amaneces mañana.

Para ser feliz sólo necesito tu encanto
que me transporta a un cielo que sólo tú conoces,
impregnado de aromas, coronado de voces.
Para ser feliz sólo preciso de tu manto.

Para ser feliz quiero prolongar este instante
y surcar horizontes a lomos de tus alas
respirando tu cuerpo, la fragancia que exhalas.
Para ser feliz quiero beber de tu semblante.

© Juan Ballester

1 comentario:

María Plana Nova dijo...

Para ser feliz sólo hay que leerte Juan, es precioso.